Método Pilates

El método Pilates es una educación corporal muy completa donde se trabaja el cuerpo como un todo, desde la musculatura más profunda, hasta la más periférica, y en la que intervienen tanto la mente como el cuerpo.

Los ejercicios están fundamentalmente compuestos por movimientos controlados, muy conscientes, y coordinados con la respiración, con el fin de crear un cuerpo armonioso, coordinado, musculado y flexible. A través de la práctica, la mente va tomando conciencia de las capacidades, limitaciones, fortalezas y debilidades del cuerpo para mejorar el estado físico y mental.

El Método Pilates no consiste en levantar pesas, ni en realizar ejercicios repetitivos. No se trata de movimientos de fuerza, ni de resistencia, sino de actividades de tensión y estiramiento de las extremidades, donde juegan un papel importante el abdomen y el torso.

A diferencia del aeróbic, en Pilates no hay que seguir una música ni tener el sentido del ritmo muy desarrollado, sino que está basado en un programa muy seguro de ejercicios lentos y controlados, adaptados a cada persona.

Los resultados del Método son visibles a corto plazo. En pocas semanas se consigue una notable tonificación muscular, mejora la circulación sanguínea, la flexibilidad y el balance corporal, y se corrige la postura, estilizando la figura y aliviando las tensiones del cuello y de la espalda.

Además, se logra un dominio total de la motricidad y un mayor conocimiento del propio cuerpo, lo que aumenta la autoestima y refuerza nuestra capacidad de concentración y control.

El método Pilates también desarrolla aptitudes como la atención y la disciplina.

El Método Pilates esta indicado para personas de cualquier edad, sexo y condición física que busquen mejorar su salud.

Principios Básicos

Los movimientos del método están basados en seis principios básicos:

Es fundamental para poder conectar el cuerpo y la mente. Durante la realización de los ejercicios es clave concentrase en el área del cuerpo que se está trabajando y poner atención en sentir la actividad que se está desarrollando.

El Método Pilates se articula en torno al control muscular, es decir, sin movimientos bruscos, causales o irregulares, con el objetivo de evitar lesiones. A si mismo, el control mental es básico ya que el método considera la mente como indivisible del cuerpo.

Es esencial en Pilates y forma parte integral de cada ejercicio, siendo siempre coordinada con el movimiento. Una buena respiración ayuda a controlar los movimientos y a relajar la musculatura y facilita la estabilización y la movilización de la columna vertebral y las extremidades.

La precisión en la ejecución de los movimientos es clave y deriva del control exigido para realizarlos

En Pilates no existen movimientos aislados o estáticos, sino que se sigue el fluir natural del cuerpo.

El Método se desarrolla en torno a la idea del «Centro de energía» (que son los músculos abdominales, lumbares, de las caderas y de las nalgas), donde se condensa toda la energía necesaria para realizar los ejercicios y desde allí fluye hacia las extremidades coordinando los movimientos a la par que fortaleciendo y protegiendo la columna.

Clases de Pilates Neufis

Neufis; Pilates Salud