Su nombre es Genoveva Montoya y se ha incorporado desde hace unos meses al equipo de Neurorrehabilitación de Neufis.
Es psicóloga especializada en Neuropsicología y hemos querido que ella misma nos responda unas preguntas para explicarnos en qué consiste su trabajo.

 

  • El trabajo del Neuropsicólogo se está dando a conocer poco a poco, pero sigue siendo un gran desconocido para la sociedad. ¿En qué consiste ?

«El trabajo de un Neuropsicólogo es muy amplio ya que converge entre la Neurología y la Psicología. A grandes rasgos, podemos decir que estudiamos los efectos de las lesiones en el sistema nervioso central y cómo afectan estos daños a nivel cognitivo, psicológico, emocional y comportamental.»

 

  • ¿Con qué pacientes trabaja la Neuropsicología?

«Trabajamos con un amplio espectro de patologías tanto con niños, como con adultos, por lo que la tipología de pacientes es muy amplia.

Las patologías con las que trabajamos son:
• Daño cerebral adquirido (traumatismos, accidentes cerebrovasculares, etc. ).
• Enfermedades Neurodegenerativas (Alzheimer, Parkinson, etc).
• Enfermedades del desarrollo (Epilepsias, parálisis cerebral, trastorno por déficit de atención, hiperactividad, etc. ).
• Deterioro cognitivo asociado a la edad, pérdidas de memoria.
• Deterioro asociado a diferentes patologías psiquiátricas (esquizofrenia, depresión, etc. ).
• Deterioro asociado a otro tipo de enfermedades médicas (hipotiroidismo, hepatitis, diabetes, etc. ).»

 

  • ¿Cuáles son las secuelas emocionales y conductuales más habituales tras un daño cerebral?

«Las secuelas varían dependiendo principalmente del propio Daño Cerebral. Pero también existen otros aspectos que pueden llegar a influir, como son: la personalidad del paciente, su historia de vida, la genética, el momento actual y su entorno, de como asimilan la nueva situación, el apoyo emocional, etc.
Sobre todo, se suelen observar a nivel emocional estados de ánimo depresivos, ansiosos e irritabilidad. A nivel conductual, podemos ver cambios en el comportamiento, cambios de personalidad, apatía, agresividad, etc.»

 

  • Si un familiar ha sufrido un Daño Cerebral, ¿cómo podemos reconocer si tiene secuelas cognitivas, conductuales o emocionales? ¿Cuáles son los síntomas?

«Las secuelas cognitivas se manifiestan sobre todo, en pérdidas de memoria, enlentecimiento cognitivo, falta de atención, desorientación temporal y espacial, problemas a la hora de articular palabras o expresarse y  problemas a la hora de organizarse en el día a día. Cualquier alteración en cualquiera de las funciones cognitivas: atención, memoria, lenguaje, funciones ejecutivas o velocidad de procesamiento.
A nivel conductual, podemos ver cambios en su comportamiento normal, falta de motivación para hacer cosas, conductas impulsivas o cambios de personalidad.
A nivel emocional, se puede observar nerviosismo, estado de ánimo triste tendente al llanto o irritabilidad.
Las secuelas normalmente las expresan los propios pacientes. Aunque los demás no los perciban, ellos pueden notar ciertos cambios. Los familiares principalmente pueden observar todo lo que esté fuera del comportamiento normal de su familiar, que les pueda llamar la atención.»

  • ¿Es necesaria la atención psicológica siempre que haya habido un DCA o una enfermedad que afecte al sistema nervioso central? ¿Incluso si no presenta alteraciones conductuales o emocionales?

“A nivel psicológico, si no hay ningún problema no es necesario, pero si hay un malestar que afecta directamente al paciente o a la familia, sí que lo recomiendo. Un error común es esperar a que el problema no se pueda manejar. Lo ideal sería acudir a consulta en cuanto se observen dificultades.

A nivel neuropsicológico, sí que aconsejo una exploración para evaluar el posible daño cerebral a nivel cognitivo. Es muy importante evaluar las secuelas que han podido quedar y trabajar en ellas para dar más confianza y más autonomía a los pacientes.

Cuando hablamos de DCA, cuanto antes se empiece a trabajar, más expectativas de éxito se pueden tener. En enfermedades neurodegenerativas sucede lo mismo, pero el abordaje se hace desde una perspectiva de mantenimiento.”

  • ¿Puede el neuropsicólogo ayudar al paciente en su reintegración en el entorno?

«Sí, tras un Daño Cerebral sobrevenido, pueden existir problemas de reinclusión social. Nuestra labor es ayudar al paciente en todas las áreas, ayudando no sólo a paliar las secuelas a nivel cognitivo o a manejar las emociones y las conductas, también le ayudamos a aceptar la nueva situación, a adaptarse a la nueva forma de vida y a buscar alternativas después del proceso de rehabilitación. Pero es importante recordar que este proceso lo llevamos a través de un grupo de trabajo multidisciplinar, donde nos coordinamos todos los especialistas del centro para ayudar en todas las áreas ajustándonos a cada paciente y su familia.»

  • ¿Puede el Neuropsicólogo ayudar también a familiares y cuidadores?

«Sí. Un paciente no se puede ver como entidad separada de su entorno, ya sean sus familiares, tutores u otras personas. Mi trabajo empieza con el paciente pero se extiende a todo lo que le rodea, en unos casos será la familia, en otros un tutor. La familia, al igual que el paciente, se ve afectada por la nueva situación y si no se maneja correctamente, puede haber muchas emociones enfrentadas que pueden dar lugar a discusiones, sentimientos de culpa, etc.”

 

  •  ¿Cómo se suma tu trabajo al del resto del equipo de Neurorrehabilitación?

«El trabajo multidisciplinar en Neurorrehabilitación es imprescindible. Si no hay comunicación entre los profesionales que atienden a un paciente, es muy probable que siempre falte información y que algún área no quede cubierta.  Eso no debería suceder en ningún caso.
Espero que mi trabajo y mi experiencia, en colaboración con el resto de áreas de rehabilitación neurológica de Neufis, permita a los pacientes mejorar su calidad de vida y favorecer a que, en la medida de lo posible, puedan recuperar la normalidad en su día a día.»